Top

8 cosas de los 80 que echas de menos (y 8 que no)

Ticketea blog / Listas  / 8 cosas de los 80 que echas de menos (y 8 que no)
valderrama

Los 80, la década de las décadas. Los años previos al boom de Internet, el DVD y la Nintendo 64. La generación real que vivía sin móviles e inventaba modas, algunas con más futuro que otras, constantemente. Años felices y coloridos que muchos recuerdan con cariño y otros intentan olvidar a toda costa.

¿Por qué existen estas dos corrientes tan diferenciadas? Vamos a intentar aclararlo recordando unas cuantas cosas que deberían volver y otras que nadie debería echar de menos.
 

8 cosas de los 80 que echas de menos (y 8 que no)


 

Qué echas de menos

Las series

El Coche Fantástico, El Equipo A, Panky Brewster, Oliver y Benji… Las series de los 80, originales e inolvidables, marcaron a generaciones enteras, como ya apuntamos hace unos meses en nuestro post sobre las mejores series de dibujos de los 80.

Ver Regreso al Futuro como si fuera la primera vez

Imagínate en el cine, con tus palomitas y tu cazadora, preparado para ver esa película de la que todo el mundo habla. Un segundo después de finalizar sabrías que estabas ante un clásico del cine que se recordaría en las próximas décadas.

Michael Jackson

Si el punk dominó los 70, la figura de Michael Jackson lo hizo en los 80. No hubo lugar en el mundo en el que no se intentara imitar su moonwalk o hubiera visto su espectacular e innovador vídeo de “Thriller“. Luego vendrían tiempos peores en su carrera, pero lo que hizo en los 80 le convirtió en uno de los artistas más importantes de la historia.

Las máquinas arcade

Arcade era significado de diversión. Te gastabas tu dinero por jugar dos minutos, pero merecía la pena. Pasarte horas jugando al Pac-Man o al Tetris era un sueño, un regalo del cielo.

La”Movida madrileña”

No se puede recordar la década dorada sin hablar de la Movida Madrileña. De ella salieron bandas legendarias y una cultura de hermandad y libertad que aún perdura, o al menos lo intenta. Fue, sin lugar a dudas, uno de los movimientos más revolucionarios de nuestra historia.

Las relaciones reales (sin móviles)

En los 80 no había móviles ni videoconsolas, algo que no era impedimento para que los jóvenes se divirtieran. Tazos, yoyós, series, juegos en la calle (sí, era posible)… Todo tenía un sabor más puro, más natural.

Las pelotas de playa Nivea

Ir a la playa significaba equiparse con todo tipo de producto Nivea: crema, pelotas, toallas… Parecía que la marca patrocinaba a cada español. Ahora las cosas han cambiado y en las farmacias abundan las cremas de todo tipo y marca.

Las pesetas

Era todo mejor en pesetas. Más barato, más romántico. Todos perdimos algo cuando el euro nos absorbió. ¿La recuperamos?

 


Qué no echas de menos

Las camisetas de fútbol horrorosas

Y los pantalones. Cortos, muy cortos. El aspecto de las equipaciones deportivas de aquellos años parece inconcebible analizado años después.

El walkman

No era útil y la “comodidad” no estaba entre sus virtudes. Volver a él sería un suicidio. Demos gracias en este caso por el avance experimentado en los reproductores de música portátil.

Las expresiones desfasadas

Frases como “Efectiviwonder, “Cantidubidubi Cantidubidubida” o “Superman, Chorizo con Pan” sonaban a diario. Con el tiempo, afortunadamente, fueron eliminadas del vocabulario cotidiano. Sin embargo, aunque sean objetivamente desastrosas, emociona recordarlas, como ya hicimos en nuestro blogpost de las 20 mejores (e inolvidables) frases de los 80.

Los peinados

Horribles, como el de Valderrama que ilustra el artículo. Muchos dirán que los peinados de esta generación son incluso peores, y quizás tengan razón, pero nadie puede negar que en los 80 algo tenía que pasar para que la moda capilar fuera tan asombrosamente extraña.

Los pantalones de campana

O la ropa en general. No importa que Alex Turner quiera volver a ponerlos de moda, los pantalones de campana no te iban a sentar bien. La humanidad no puede tropezar dos veces con la misma piedra.

Los Bee Gees

Son anteriores a los 80, pero durante la década seguían sonando. ¿Alguien sabe por qué? Difícil pregunta.

Las cintas Beta

Eran tan útiles (o incluso menos) que el walkman. Nadie, absolutamente nadie, querría volver a tener que usarlas. Eso sí, si eres un coleccionista en Internet aún puedes encontrarlas.

No hay octava razón para no echarlos de menos, quizás las tengas tú, pero reconoce que fueron unos años gloriosos.

Ray Vegas

Social Media & Marketing Online at ticketea.com
No odies a Kanye. Al volante de wakeandlisten.com | Social Media y MK online en @ticketea.
Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

CERRAR