Top

10 cosas para hacer en Cantabria

We love Cantabria

Si los vascos, que han sido exploradores, navegantes, aventureros y balleneros desde tiempos inmemoriales, invaden cada fin de semana Cantabria… será por algo. Infinita, dice su lema. Todo huele a hierba, mar y amor, canta Bustamante. Disculpadnos la referencia popera, pero había que colar a David en el post. Ahora solo nos falta Revilluca, y ya tenemos todos los clichés.

Cantabria es bonita, luminosa y manejable. A (casi) todo llegas en menos de dos horas, y si quieres hacer un recorrido de una punta de la costa a otra (de Unquera a Castro Urdiales) tardas poco más de una hora. Por eso, un fin de semana, un puente o unos días de vacaciones allí te sentarán divinamente.

 

10 cosas que hacer en Cantabria


 

Santander

Santander

La capital de Cantabria bien merece un paseo, aunque por su orografía ya te advertimos que será largo. Alargada y rodeada de mar Santander te gustará por su centro: Ayuntamiento, Catedral, edificio histótico del Banco Santander, Ayuntamiento o Plaza Porticada. Date un paseo por el Paseo Pereda mirando al mar, llega hasta el Palacio de la Magdalena y la playa de El Sardinero.

Al otro lado de la bahía de Santander verás una zona verde que te llamará la atención. Son las dunas y estuario de Miera. Junto a ellas, la playa de Somo. Un lugar precioso para tomar el sol y hacer surf. Si te quedas más días, aquí tienes más ideas: planes en pareja en Santander

 

GastroConsejo: si quieres retomar fuerzas en una zona con marcha, tapitas y buen ambiente… Cañadío está de moda. Encontrarás esta plaza en el centro.

 

Palacio de la Magdalena

la magdalena

Lo mismo te sale un día de sol y te achicharras que te cae un vendaval y lo flipas. Vete preparado para el día que haga porque el Palacio de la Magdalena no podría estar situado en mejor lugar. Su arquitectura majestuosa se levanta frente al mar y te ofrece una de las vistas más espectaculares del Cantábrico. Visita imprescindible. Habituada a rodajes de cine y televisión (Gran Hotel, por ejemplo), lo mismo se organizan Cursos de Verano que bodas. Construido entre 1908 y 1912, sus 25 hectáreas también incluyen un minizoo con pingüinos, focas o leones marinos.

 

Capricho de Gaudí

Capricho de Gaudí

En realidad se llama Villa Quijano pero todo el mundo la conoce como El Capricho. Este edificio modernista es uno de los pocos proyectos que Antoni Gaudí realizó fuera de Catalunya. Construido a finales del Sigle XIX, está inspirado en arte oriental, mudéjaz y nazarí. Protegido desde 1969, te espera en Comillas y además, se puede visitar.

 

San Vicente de la Barquera

San Vicente de la Barquera

A 10 kilómetros de Comillas puedes encontrar San Vicente de la Barquera, uno de los pueblos costeros más chulos de Cantabria. Date un paseo por el centro y mira sus marismas, dunas… y no dudes en aprovechar el camino para degustar pescados y mariscos. Coge el coche y acércate hasta la Playa de Oyambre, una de las más bonitas de España.

GastroConsejo: A otros 10 kilómetros dirección Asturias, encontrarás Pesués. Un pueblo pequeño pero que cuenta con La Casa Azul, un restaurante de carretera que hace palmeras de chocolate negro, blanco o de hojaldre tamaño XXL y un grosor espectacular.

 

Santillana del Mar

Santillana del Mar

Una de las múltiples ventajas de Santillana del Mar es que, su ubicación, te permite ir a visitarla en poco tiempo desde cualquier parte de la comunidad. Conserva uno de los conjuntos histórico-artísticos mejor conservados de España, de hecho está protegida desde 1889, hace más de 125 años. Muy cerca encontrarás las cuevas de Altamira, protegidas como Patrimonio de la Humanidad (sigue leyendo). Su colegiata, palacios y plaza monumental… son imprescindibles de visitar antes de partir.

Frikicuriosidad: Se la conoce como la villa de las tres mentiras, porque ni es santa, ni llana ni tiene mar.

 

Altamira

Altamira

Museo nacional, las cuevas de Altamira se encuentran ubicadas muy cerca de Santillana del Mar. Son uno de los conjuntos más importantes de la Prehistoria. Se considera que fueron abandonadas hace 13.000 años, y fueron descubiertas en 1868. Su valor patrimonial es tan alto que se ha construido réplicas para así evitar que los miles de turistas que cada año quieren visitarlas perjudiquen su conservación.

 

Potes y Picos de Europa

Potes

Prepara las zapatillas de montaña y el estómago para una visita a Potes y los Picos de Europa. Rodeado de montañas, escenario de luchas medievales, Potes y toda la comarca de Liébana sirve de confluencia para los cuatros valles de la comarca.

Conocida como la Villa de los Puentes y de las Torres, no te pierdas la del Infantado o la del Orejón de la Lama, callejuelas, busca blasones en sus caserones, busca sus mercados, ferias ganaderos… Si te gusta el deporte, es buen lugar para hacer senderismo, mountain-bike, rutas a caballo, escalada, pesca o esquí. Recuerda que otra opción espectacular es tomar el teleférico de Fuente Dé, que te subirá hasta las nubes.

GastroConsejo: Prueba el cocido lebaniego, hecho de garbanzos pequeños, carne (o cecina) y berza. Termina la comida con queso, quesada o con orujo hecho en la zona.

 

El interior de Cantabria

Fontibre

Además de Potes y los Picos de Europa, el interior de Cantabria te permite descubrir zonas bien interesantes. Tienes opciones termales como Las Caldas de Besaya o los balnearios de Puente Viesgo (y sus cuevas) y Liérganes.

Sierras como Peña Labra y El Cordel, Bárcena Mayor, el nacimiento del Ebro en Fontibre y sus hoces, bosques de robles, abedules, encinas o hayas en Campoo (cerca de Reinosa)

Busca también opciones para visitar la Vega del Pas (con Casa el Macho y sus sobaos pasiegos a un paso. Son una pasada) o Los Corrales de Buelna y sus guerras cántabras (finales de agosto, principios de septiembre) para disfrutar.

GastroConsejo: Si te acercas a Los Corrales de Buelna tienes que recobrar fuerzas probando las tartas y dulces de Noette and Family, no encontrarás nada mejor en toda la zona.

 

Castro Urdiales

castro urdiales

A un paso de Bizkaia, Castro Urdiales une su Casco Viejo, sus típicos balcones de madera, su patrimonio monumental (Iglesia de Santa María -la construcción gótica más importante de Cantabria-, el castillo faro, puente medieval…) y su puerto lleno de terracitas para permitirte pasar un buen rato.

Si te decides a pasar un día entero tienes yacimientos, cuevas, arte rupestre y además bonitas zonas de costa como Islares o las playas de Oriñón / Sonabia: extensas, llenas de dunas e importantes fondos marinos además de una colonia de buitres leonados.

 

Santoña y Laredo

Laredo

Dos localidades bien conocidas de Cantabria que se miran la una a la otra. Santoña, más pequeña, es bien conocida por sus anchoas, pero también por su bonita orografía. Rodeada de mar, puerto y montaña, es parada obligatoria si estás por la zona. Su paseo marítimo te hará llevarte unas cuantas fotos.

A un par de brazadas, o unos cuántos kilómetros por carretera está Laredo y su laaaaaaaaarga playa de La Salvé, de más de cuatro kilómetros de extensión. Además de mar, playa y descanso, intenta cuadrar en tu calendario eventos culturales tan chulos como La Batalla de las Flores (último viernes del mes de agosto) o El desembarco de Carlos V (tercer fin de semana de septiembre).

 

Fotografías: Turismo de Cantabria, Corporaciones de turismo local, Wikipedia, Palacio de la Magdalena

Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

Aitor Moriyón

Comunicación at ticketea
Periodista que habla con periodistas desde @ticketea. Teatrero en funciones. La impro me va, me va, me va, me va, meeeee va...
Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies