Top
El Papel de la Movida. La historia de una tarde en el Museo ABC
Ticketea blog / Otros  / El Papel de la Movida. La historia de una tarde en el Museo ABC

El Papel de la Movida. Arte sobre papel en el Madrid de los Ochenta.

Ayer estuvimos en la exposición “El Papel de la Movida. Arte sobre papel en el Madrid de los Ochenta” del Museo ABC. Una crónica sobre la Movida a través de fanzines, cómics, portadas de discos, cabeceras de diarios, revistas y múltiples relatos.
Esta es nuestra historia.

Después de apuntarnos en un posi la dirección del Museo, y olvidarlo en el curro, nos fuimos pitando al MuseoABC.  No sabíamos muy bien dónde estaba pero habíamos oído hablar de él (por el tema del dibujo, la ilustración…).

El museo según Google Maps estaba por la zona de San Bernardo y Malasaña, así que después de preguntar por la  calle albanosequé, una agradable señora acompañada de su perro –de esas que dan ganas de abrazar y darles un  beso en la mejilla-, nos indicó que Amaniel y no Abascal, estaba tras esa cuesta empinada. Sí, la del fondo.

En el Museo, en la puerta, había un músico, quizá haciendo demasiado postureo a lo Leiva: traje  ceñido negro, patillas perfiladas, gorrito negro y ganas de grupi. Entramos sin más y la segurata latina nos dijo que era en la planta menos 1. Bajamos y ahí, nos encontramos con una buena movida (juego de palabras, jaja).

También había mucha portada llena de provocación, delirio colectivo, y demás, que te hace preguntarte dónde fue a parar ese torrente de máxima expresividad, si la comparas con las publicaciones de un kiosko un día cualquiera: Caza y Pesca, Mundo Tenis, Muy Interesante, Motor…

Mucho texto de Berlanga, de Almodóvar, pero también mucha colección particular. Recuerdos, pinturas, conchitas piqueres dando la nota, o cristos al revés pidiendo rock&roll (como alguna que otra guiri, asistente, con bota alta y tacón afilado).

Al final, y después de hacer unas cuantas fotos, y abrir miles de cajones con revistas periódicos y demás recuerdos, un gato, muyyy curioso, se nos quedó mirando fijamente. Un gato loco. Algo asilvestrado. Con el pelo azul y con un arco iris saliendo de su cabeza. Un gato simbólico de esa época de caos, y desenfreno. Un gato muy diferente a los Garfields acutales, que raramente habrían sobrevivido a la Movida y que hoy inundan las calles de nuestras ciudades, tocando un triste y simplón blues lejos del rock que un día nos hizo libres.

Pd. Ah! Se nos olvidaba. Para los fans del canto gregoriano, al más puro benedictino style, cuando volváis de la exposición, en la Iglesia Montserrat puedes aclarar tus ideas escuchándoles.

Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

CERRAR