Top
Festivales de otoño: ventajas e inconvenientes
Ticketea blog / Consejos y trucos  / Festivales de otoño: ventajas e inconvenientes

Es mundialmente conocido que los festivales de música se hacen siempre en verano y que para muchos constituye un verdadero ritual pasar todo el año comparando carteles, ajustando las vacaciones y ahorrando dinero para la entrada.

Pero, ¿es inquebrantable esta máxima? Es cierto que durante la época estival se tienen más días libres, y que el buen tiempo es motivador, pero últimamente aumentan los artistas y promotores que prefieren organizar su festival en otoño.

¿Cuáles pueden ser las razones? Quizá una sea que en verano, precisamente por la abundancia de eventos, las agendas de los artistas están a reventar. Para los aficionados supone un problema tener que elegir entre tanta oferta y para los organizadores, un desembolso mayor de dinero -a mayor demanda, sube el caché del músico-, además del riesgo de no tener el público esperado porque está desperdigado por los festivales de la competencia.

El asunto del tiempo es también cuestionable, ya que los conciertos a cubierto están cada vez más de moda, véase, por ejemplo, el próximo Festival de Otoño Panic! 2010 o en Galicia el 981 Festival 2010, que presentará, entre otros, a Gilles Peterson y Cluster.

Por otra parte, una de las mayores ventajas que siempre tendremos los aficionados a la música es lo bien que viene tener opciones tan atractivas para combatir la
depresión post vacacional. Por qué ¿acaso hay mejor medicina que ir a ver en directo a tus grupos favoritos?

Y si eres de los que está planteándose montar un evento en estas fechas y quieres promocionarlo, aprovecha Internet y sus herramientas como Facebook, Twitter, Linkedin o Ticketea, donde podrás crear de forma muy sencilla una página con toda la información necesaria, promocionarlo online e incluso poner a la venta las entradas. De hecho, los dos espectáculos antes mencionados cuentan con su propio micro site en esta web, desde el cual se puede consultar el cartel, comprar los tickets y hasta informarse de la ubicación.

No obstante, se siguen viendo riesgos. Josean, dueño de la promotora Scarynoise, afirma que “la verdadera dificultad es atraer al público es que con la llegada del frío y la menor cantidad de horas de luz, no suele estar muy predispuesto a moverse de una ciudad a otra para asistir a un festival”. Esto quiere decir que el mayor problema somos nosotros mismos, con lo que, promotores y amantes de la música, olvidemos la pesadumbre por el fin de las vacaciones y vayámonos a mover el esqueleto en algún festival de música.

Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

CERRAR