Top

“Los pequeños gestos son los que a veces cambian una vida: No solo duelen los golpes”

Plantastic: los mejores planes de ocio, conciertos y teatro / Teatro  / “Los pequeños gestos son los que a veces cambian una vida: No solo duelen los golpes”
No solo duelen los golpes

.

Llegó a las 10:25 de la mañana. Y sonrió. Como hizo cuando nos encontramos con ella en los Premios Godoff. Tiene el recuerdo lleno de cicatrices, un presente rodeado de elogios, el futuro lleno de proyectos: seguir con su monólogo (“No solo duelen los golpes“), un proyecto sobre las maternidades

 

Me di cuenta de que la única que pasó miedo fui yo


 
Pamela Palenciano se sentó en la cocina de ticketea para charlar y en menos de 60 segundos, todo el equipo se conectó a su velocidad. Energía al hablar, al moverse, al recordar. Se enamoró con tan solo 12 años de un chico que bailaba break-dance y durante los 6 años de relación estuvo a punto de perder la vida hasta en tres ocasiones. Pero durante ese tiempo no fue consciente de la realidad de su relación: “yo también arreaba, yo también gritaba. Pero, luego me di cuenta de que la única que pasó miedo fui yo”.
 
No solo duelen los golpes
 
La parte buena de la adolescencia no fue lo único que la violencia machista arrastró: la seguridad en sí misma, la confianza, las amigas, las ganas de bailar se marcharon, asustadas por la fuerza del amor desigual. Todo, siendo una adolescente: me hubiera gustado que alguien en mi instituto me hubiera abierto los ojos”.

 

Hay chicas que me escriben para decirme que han roto con su novio


 
“Cuando hago el monólogo veo la reacción de los chavales: las parejas que entran al teatro de la mano y terminan dándose la espalda, los chicos que se incomodan, los que confiesan que se acaban de ver a sí mismos en el escenario, las chicas que intentan ocultar sus emociones tapándose la cara con el pelo”.

A veces se encuentra con ellas a través de las redes sociales: “me escriben para decirme que han roto con su novio. Ellos a veces también me escriben, me dicen que soy una rompeparejas”.

Se hizo mayor de edad. “La radio fue la que me salvó la vida”. Un cambio de ciudad, la Universidad, Comunicación Audiovisual y una psicóloga, pusieron ante sí a la nueva Pamela. La que tardó tiempo en digerir su propia experiencia, entender que era una víctima de la violencia machista, la que descubrió en la terapia que “había más chicas fuera a las que les podía estar pasando lo mismo” y que a través del teatro podía canalizar su dolor y poner su grano de arena.

Pamela Palenciano llegó poquito a poquito al escenario. Lo hizo viviendo en El Salvador, a través de talleres de teatro que le ofrecieron una nueva perspectiva: “podía entrar y salir a mis recuerdos, y de manera intuitiva encontré en el humor un salvavidas. Les hago reírse y pensar en sus vidas, porque yo pongo espejos que son muy incómodos. Pero para cambiar hay que incomodarse”.
 
Pamela Palenciano

 

¿Tía, y tú por qué no le dejaste?


 
También encontró el foco adecuado para su monólogo: “Si hablaba de mí, la función era un drama y todo el mundo me preguntaba cosas como: ¿tía, y tú por qué no le dejaste? Pero nadie se fijaba en él. Por eso, le puse a él en el centro, para que el público juzgase si esa era una manera de querer a otra persona”.

En el país centroamericano -parece que- se reconcilió con muchas cosas. Trabajó con las maras salvadoreñas en un proyecto de prevención de la violencia. Pero sin acelerar, con calma, conociéndose y reconociéndose, “porque en un día no se cambia el mundo”. De allí llegaron muchas lecciones: “La violencia es explícita para todo, también en la pareja. Allí los hombres la reconocen. Te dicen: profe, yo hago eso con mi chica. Aquí eso no pasa”.

Y a las 11:15 terminó. La aplaudimos como le pasa en el teatro varias veces por semana. Parece que se rompe, pero no. Tiene grietas pero es roca. Miles de espectadores se han ido a dormir con su historia en la cabeza. Una historia cosida a recuerdos, vivida, sin necesidad de dramaturgo. Pamela espera que no la olviden y que sirva como impulso si -desgraciadamente- un día descubrimos un ciclo de violencia machista a nuestro alrededor. “Los pequeños gestos son los que a veces cambian una vida”.

No solo duelen los golpes” es Premio Godoff ticketea del público 2017, tras ser escogido como la mejor obra 2016 del off madrileño en una votación en la que han participado más de 15.000 espectadores.

Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

Aitor Moriyón

Comunicación at ticketea
Periodista que habla con periodistas desde @ticketea. Teatrero en funciones. La impro me va, me va, me va, me va, meeeee va...
1Comentario
  • Jessica

    Ola, ya se que supongo que mucha gente te lo pedira pero yo he vivido exactamente lo mismo que tu pero mas intenso y mas rapido todo lo que has vivido tu lo he vivido yo en 2 años y medio y ahora tengo un hijo cn ese maltratador y me guataria poder hablar contigo en persona.
    Que te doy un 10 tia k vales mucho y gracias por ser como eres.

    18 junio, 2017 a 02:53

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies