Top

Las peores cosas que te pueden pasar en el camping de un festival

Plantastic: los mejores planes de ocio, conciertos y teatro / Consejos y trucos  / Las peores cosas que te pueden pasar en el camping de un festival
peores cosas camping

Si has estado en uno ya lo sabrás de sobra. La experiencia en el camping de un festival puede llevarte a pensar dos cosas:

 

  • “Oh, qué recuerdos, es como volver a un campamento”.
  • “Oh, esto es un infierno, ojalá tener mi cama y una buena ducha”.

 

Los campings son el hogar de miles de personas durante los días en los que se desarrolla el evento. En ellos la tónica general varía entre la fiesta, el compañerismo y la felicidad, pero hay algunos factores que pueden perturbar la paz general o individual. ¿Te suenan? Vamos a repasar algunos de ellos.

 

Las peores cosas que te pueden pasar en un camping

 

Montar mal la tienda

Un fallo bastante frecuente para los festivaleros primerizos, pero al que le puedes sacar un lado positivo. Si llevas una tienda de piquetas y te peleas con ellas durante unos minutos, descubrirás enseguida la hospitalidad de la gente. Alguien se te acercará y te ayudará a clavarlas en el lugar adecuado. Tras unos minutos de conversación, te damos la enhorabuena: acabas de conocer a la primera persona del festival que no pertenece a tu grupo de amigos inicial (esperemos que no sea uno de los personajes del último punto).

 

No tener toldo

Este es el primer fallo, síntoma de mala suerte y de que todo irá mal durante tu estancia en el camping. En serio, un toldo te salva del sol, de la lluvia y de cualquier cosa que se ponga por delante. No contar con uno puede llevarte a descansar aún menos de lo que tenías pensado, arrastrándote a la dimensión de los festivaleros zombies, aquellos que deambulan por los alrededores del recinto del festival en busca de una sombra bajo la que cobijarse. No todos son capaces de encontrarla, por lo que cuidado si te encuentras con alguno de ellos: son capaces de todo para lograr su objetivo.

 

Levantarte sudando y a punto de morir

Como consecuencia de lo anterior, cuando amanezca y los rayos de sol comiencen a hacer su efecto, en tu tienda de campaña podrás obtener la sensación más cercana a estar en el infierno. En ese momento (seguramente estarás soñando) será como si estás viajando en una nave especial que va directamente a estrellarse contra el sol. Te levantarás de golpe, bañado en un charco de sudor que te negarás a creer que es tuyo. Pero sí, lo es. Son las nueve de la mañana, has dormido dos horas y aún quedan más de diez para el primer concierto que quieres ver. Abres la cremallera de la tienda, hay 30 grados fuera, pero para ti es como volver al otoño. Coges una bocanada de aire que desencaja tu mandíbula, miras a los lados y uno de tus amigos está durmiendo en la silla que os llevasteis al festival. “No podía más”, dice. Sales de la tienda y vas a su encuentro. “Vayamos a buscar una sombra“, le comentas. Y juntos os embarcáis en la aventura más complicada que afrontaréis en vuestras respectivas vidas.

 

Que llueva

También tiene que ver con lo anterior, aunque si llueve es posible que ni un buen toldo te salve de sufrir las consecuencias. La lluvia embarrará el camping, convirtiéndolo en una especie de Woodstock 94. Ante eso solo te quedan dos opciones: esbozar una sonrisa y sacarle partido al barro, creándote un fuerte o participando en guerras contra la parte sur del camping, o deprimirte profundamente por la pérdida de ese césped que “tan buena pinta” tenía.

 

Perder todas tus posesiones

Esto es algo que puede ocurrir si tu suerte quiere acabar definitivamente contigo. Ante todo, si no quieres que te pase, te recomendamos cerrar tu tienda con un candado pequeño. No te costará nada y mientras estés en los conciertos solo tendrás que concertarte en la música. Te aseguro que la sensación de volver a la tienda, abrirla y no encontrar nada de lo que habías dejado no es muy agradable. De todas formas, si estás en esa situación piensa lo siguiente: ya no te queda nada de valor, así que dedícate a darlo todo en los conciertos que quedan y ya te preocuparás de tu situación personal a la vuelta.

 

El agua de las duchas

Esto no es tan malo cuando el festival al que asistes es en pleno agosto y las temperaturas rozan los cuarenta grados. En ese caso, ducharte con agua que podría provenir directamente de los glaciares del Polo Norte no sienta tan mal, aunque puede provocarte un corte de digestión instantáneo. Lo malo es cuando la temperatura media del festival se sitúa sobre los 20/25 grados y el agua de las duchas sobre los -20/-25 grados. Cuando la primera gélida gota cae sobre tu nuca te prometes alquilar una casa el año que viene. No lo harás, volverás a ese camping y te repetirás lo mismo de nuevo. Pero al final solo te quedarás con lo bueno, y además la lección te servirá para disfrutar de las cosas sencillas de la vida, como por ejemplo la querida ducha de tu casa.

 

Vecinos insoportables

Detrás de este titular tan genérico se encuentran personajes de todo tipo. Puedes tener el infortunio de que te toque al lado de una persona que aporreará la guitarra 24/7, u otra que se estará quejando incansablemente de las condiciones del festival, con el único objetivo de contagiar su pesimismo a sus compañeros de tienda y parcela. Aléjate de ellos, lo mejor que puedes hacer es rodearte de gente positiva y optimista, esos sí que te darán una experiencia festivalera completa. Y es posible que te lleves unos buenos amigos de por vida.

 

 

Si quieres seguir viviendo en un festival, continúa leyendo esto:

 

Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

Si te suscribes de forma voluntaria a este blog aceptas la política de privacidad de ticketea y recibir información sobre ticketea.com. Si quieres darte de baja puedes enviarnos un mail a info@ticketea.com

Ray Vegas

Social Media & Marketing Online at ticketea.com
No odies a Kanye. Al volante de wakeandlisten.com | Social Media y MK online en @ticketea.
Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies