Top

9 cosas que hacer en Escocia

Ticketea blog / Turismo por Europa  / 9 cosas que hacer en Escocia

Si has llegado hasta este artículo de Plantastic o es porque ya tienes planeado un viaje a Escocia o porque lo estás pensado. Sea como fuera: vete, vete a Escocia. Es una tierra increíble, llena de escoceses majísimos, que hablan un inglés enrevesado y que están encantados de enseñarles su tierra a los foráneos.

Escocia es una territorio grande, tenlo en cuenta. Algunos recorridos podrás hacerlos en tren pero otros tendrás que contratar la excursión o alquilar un coche.

Para hacer todo lo que te proponemos necesitarás 7/9 días, según lo mucho que te guste entrar en todos los museos o en todas las tiendas. Si te gusta hacer senderismo, navegar, o si quieres hacer algún plan especial, tenlo en cuenta.

Aquí te dejamos nuestra propuesta de 9 cosas que hacer en Escocia.

 

Qué hacer en Escocia


 

Edimburgo

Edimburgo Qué hacer en Escocia

La capital escocesa es una ciudad preciosa en la que invertir dos días. Merece mucho la pena pasear por su Royal Mile (la calle principal de la zona antigua), visitar su castillo y todas las calles del centro, dedicar algo de tiempo a sus cementerios (en Escocia, los cementerios son considerados como parques y son muchas las personas que se relajan o descansan allí).

En la puerta del Cementerio Greyfriars -donde J.k. Rowling paseaba y en cuyas tumbas reconocerás muchos nombres si eres fan de Harry Potter-, está la escultura dedicada al Perro Bobby, una de las más conocidas de Edimburgo.

Al otro lado de la parte vieja, podrás disfrutar de la New Town, los jardines de Princess Street y, sin duda, una visita a Calton Hill.

Si te sobra algo de tiempo, visita el Parlamento Escocés (edificio moderno, obra del arquitecto Enric Miralles) y prepara tus piernas para subir hasta Arthur’s Seat, las otras mejores vistas de Edimburgo junto a Calton Hill.

Edimburgo es, además, una buena forma de empezar a descubrir el Fish&Chips, beber cerveza y whisky escocés, comer Haggis y hacerte a la idea de la temperatura local antes de seguir viaje por lugares mucho más ventosos.

 

Dunnottar y Balmoral

Dunnottar - Que hacer en Escocia

El Castillo de Dunnottar es uno de los más alucinantes que podrás visitar en Escocia. No solo es el castillo y su patio interior, es que está situado en un acantilado al que accederás a través de un camino de escaleras que baja hasta una playa y sube hasta el castillo. Además, podrás andar hasta el acantilado de enfrente para hacerle las mejores fotos.

En cambio, Balmoral, es un rollo completamente diferente. La residencia de verano de la Reina Isabel II se puede visitar en varias épocas del año. Podrás sentir como veranea la monarquía en un palacio situado en pleno centro de un parque nacional. Solo el camino hasta allí, ya merece la pena.

 

Lago Ness e Inverness

Lago Ness - Qué hacer en Escocia

A ver, el Lago Ness no tiene nada. Es decir, es un lago. Pero es el Lago Ness y es enorme. Hay muchas leyendas, algunas de las cuales te las cuentan, si quieres, en visitas guiadas en barco. Con esto no quiero decir, para nada, que no sea bonito, pero no esperes ver al Monstruo.

A orillas del lago podrás visitar el Castillo de Urquhart, que es muy bonito. Eso sí, lo visita todo el mundo por lo que te recomendamos visitarlo a primera hora de la mañana.

Una bonita opción para dormir es Inverness, la capital de las Highlands. Es una ciudad pequeña, con lugares para poder cenar y dar un paseo, ya que su paseo por el río Ness y las vistas desde el Castillo son bonitas. Por la mañana, antes de irte visita la librería Leakey. Es la librería de segunda mano más grande de Escocia y, además, está dentro de una antigua iglésia gaélica. Es bastante chula.

 

Las Highlands: paseo hasta John O’Grots

Highlands - Qué hacer en Escocia

Si sigues camino en dirección norte, ten en cuenta que la siguiente ruta que te proponemos te llevará casi tres horas. Es el tiempo que tardarás en llegar hasta Jhon O’Grots, un pequeño pueblo que te hará creer que estás en un país nórdico o en el polo. Pequeñas casas, separadas, ovejas y… poco más.

Bueno, sí, acantilados espectaculares y muchos castillos y lugares donde parar por el camino. Nuestra recomendación es Dunrobin Castle, un palacio espectacular por dentro y por fuera. Los jardines y exhibiciones de aves rapaces son muy chulas y la manera en la que está conservado por dentro también. A veces es muy divertido ver cómo viven y vivían los ricos.

 

Castillo de Eilean Donan

Eilean Donan - Qué hacer en Escocia

Cambiamos de costa y nuestro siguiente destino es el Castillo de Eilean Donan. Tienes camino por delante, pero merece la pena porque hay muchas cosas para ver.

Para llegar a este castillo, situado en una isla, se accede a través de un puente de piedra. Se encuentra situado a orillas de lo que ellos llaman lago, pero realmente es agua del mar, por lo que podríamos explicarte que es un fiordo, pero sin barranco. El paisaje es bonito y el castillo por dentro también.

Para llegar hasta allí, quizá, pases por el pequeño pueblo costero de Ullapool (aunque darás un rodeo) y por una carretera (la A87) que te enseñará paisajes preciosos de las Highlands.

 

Isla de Skye

Isla de Skye - Que hacer en Escocia

Una vez que has llegado a Eilean Donan, tu siguiente destino deberá ser la Isla de Skye, un lugar de naturaleza rompedora, pequeños pueblos y paisajes brutales.

 

Glencoe

Glencoe - Qué hacer en Escocia

De vuelta hacia Edimburgo desde la Isla de Skye te vamos a recomendar varias paradas. La primera de ellas, Glencoe, uno de los valles más alucinantes de toda Escocia. Verás por el camino numerosos senderistas y no es para menos, porque es un lugar prácticamente inhabitado, que podrás recorrer gracias a una carretera en muy buen estado.

Miradores, pequeños lagos, bosques, llanadas y la inmensidad te harán preguntarte… ¿por qué no hemos cogido una noche de hotel cerca y hemos disfrutado del atardecer, de las estrellas y el amanecer? Si lo haces y está despejado -dificil-… triunfarás.

 

Stirling y la Torre de William Wallace

Stirling - Qué hacer en Escocia

Una vez hayas atravesado Glencoe, la ruta te llevará a atravesar el Parque Nacional del Lago Lomond y los Trossachs hasta llegar a Stirling. Es una ciudad de 33.000 habitantes, famosa por la Batalla del Puente de Stirling.

Su castillo, sí uno más, es bien chulo, pero destaca mucho más por la visita que puedes realizar al Monumento Nacional a William Wallace, sí del de Braveheart. Merece la pena entrar, subir la colina y los 246 escalones de la torre. Las vistas son impresionantes.

Por cierto, a las afueras de Stirling podrás visitar Doune Castle. Sí, otro castillo. Pero ese castillo tiene el detalle de haber servido como escenario de Juego de Tronos en sus primeras temporadas. Allí se ambiento… el castillo de Invernalia.

 

La rueda de Falkirk

Falkirk - Qué hacer en Escocia

Esto no es un castillo… al fin. Te lo recomendamos porque es algo que en pocos sitios más verás algo como la Rueda de Falkirk. Es un ascensor de barcos giratorios que salva los 24 metros de diferencia de altura que tienen dos canales navegables cercanos a Edimburgo.

Inaugurado por la Reina Isabel II, si vas con niños y hay buen tiempo, podrán remojarse en el parque que la rodea, además de visitar un museo sobre su construcción, comer y descansar. En todo caso, ya te adelanto que ver subir y bajar los barcos en el ascensor con forma de noria es bastante impresionante. Además, existe la posibilidad de subir y bajar en un barco turístico, así que lo puedes vivir de primera mano.

 

Conducir por la izquierda

Conducir por la izquierda - Que hacer en Escocia

Para poder vivir muchas de las cosas que aquí te hemos explicado deberás alquilarte un coche. Y claro, conducir por la izquierda. Yo te cuento mi experiencia por si te sirve. No es difícil, pero deberás romper tu esquema mental y conducir siempre por la izquierda. Al principio, vete despacio porque te pondrá nervios@ la distancia con los coches y los bordillos, pero le cogerás el tranquillo. El carril lento es el izquierdo, y se adelanta por la derecha.

El mejor consejo es que te agencies un buen copiloto que en cada cruce te recuerde: izquierda. Y a la hora de entrar en una rotonda: entra por la izquierda. Al cabo de pocas horas, ya ni te hará falta.

Los pedales están cada uno en su sitio (izquerda -> embrague, centro -> freno, derecha-> acelerador), así que ahí no hay problema. Pero la palanca de cambio la tendrás que cambiar con la mano izquierda. En la mayoría de coches, las marchas están situadas como en España (es decir, la primera arriba a la izquierda, la quinta está arriba a la derecha). Es igual pero con otra mano. Puedes optar por un coche automático, pero que sepas que es más caro.

Es una aventura, es divertido y con precaución y tranquilidad, puedes hacerlo. No corras y sé prudente. Cuando regreses podrás fardar. Eso sí, recuerda al volver a España, que deberás cambiar el esquema otra vez.

 

Fotos: Trover, VisitScotland, eileandonancastle.com, isleofskye.com, helloscotland.com

Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

Aitor Moriyón

Comunicación at ticketea
Periodista que habla con periodistas desde @ticketea. Teatrero en funciones. La impro me va, me va, me va, me va, meeeee va...
Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies