Top

¿Qué ver en Turín? Guía definitiva para conocer la ciudad en 2 días

Plantastic: los mejores planes de ocio, conciertos y teatro / Turismo  / ¿Qué ver en Turín? Guía definitiva para conocer la ciudad en 2 días
vistas de Turín

Turín es una ciudad del norte de Italia, algo más desconocida de lo que debería, de no ser por la Sábana Santa. Sin embargo, aunque la religión no sea tu fuerte, Turín es una ciudad con muchos otros alicientes: buena comida, mucha cultura y estupendos museos y algunos bonitos rincones por descubrir.

Si has decidido viajar a Milán, o nos has hecho caso y harás una ruta por las preciosas Cinque Terre, te recomendamos que hagas también una escapada de un par de días a Turín. Si tenías pensado viajar a Roma, pero puedes alquilar un coche para una ruta rápida por el norte de Italia, añade Turín a tus puntos de interés.

Y, ahora que ya has llegado… ponte cómodo y prepárate para descubrir la capital del Piamonte en este qué ver en Turín.

 

Turín: monumentos, museos y restaurantes

 

Monumentos

Basílica de Superga en Turín

Además de pasear por sus muchas plazas, y de conocer alguno de sus museos, ya pasaremos por ello más abajo… Turín tiene algunos monumentos que la hacen única.

Empecemos por sus iglesias. A pesar de tener una Catedral, una de las iglesias más bonita de Turín es la Chiesa Gran Madre di Dio, perfectamente reconocible por su gran escalinata desde la que podrás tener una perspectiva única del río Po y de la Piazza Vittorio, por su forma circular y sus grandes columnas, como si un Panteón se tratase, y por estar dedicada a la figura de la Virgen y no del Crucificado.

Otra que llama la atención es la Basílica de Superga (en la imagen superior), situada en el Monte Superga, a quien debe su nombre. Desde la Piazza Vittorio la verás a lo lejos y, a pesar de la distancia, podrás apreciar lo monumental de esta basílica. En ella se encuentran los restos de algunos monarcas de la Casa de Saboya.

También puedes visitar el Palacio Real de Turín, situado en pleno centro de la ciudadLa Venaria Reale, o Castillo de Venaria, bastante más grande que el Palacio. Ambos de la Casa de Saboya y declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Este Castillo y la Basílica de Superga son los dos puntos más alejados de la ciudad, el resto podrás visitarlos caminando o subiendo en tu famoso y antiguo tranvía, todo un emblema de la ciudad.

Descubre otros monumentos de Turín en nuestro apartado sobre rincones.

 

Museos

Mole Antonelliana de Turín - Museo del Cine de Turín

Turín es una ciudad muy importante a nivel cultural. En esta ciudad del norte de Italia se reúnen algunos importantes museos, como el Museo Egipcio, el Museo Nacional del Automóvil, el Museo del Risorgimento de Italia, además de los monumentos citados arriba o del Estadio de la Juventus. Sin embargo, para mí el mejor museo de Turín es el Museo del Cine. Un imprescindible en tu viaje, independientemente de lo cinéfilo que seas.

¿Has visto en las tiendas de souvenir, o en cualquier parte de la ciudad, esta cúpula puntiaguda que sorprende por encima del resto de edificios? Pues sí, justo ahí dentro se encuentra el Museo del Cine. La Mole Antonelliana, símbolo arquitectónico de Turín, guarda en su interior 3 bellezas únicas: una maravillosa cúpula, las mejores vistas de Turín y el museo más interactivo y original que haya visto nunca.

La realidad es que nosotros compramos solo la entrada para subir a ver la panorámica pero… picamos en cuanto que el ascensor – al aire y completamente trasparente – atravesó los primeros pisos del museo y nos dejó entrever parte de su interior. Muchas pantallas, una estructura muy original y toda una planta baja llena de tumbonas de cine que nos gritaban: “entra al museo”.  Así pues, después de subir hasta la cúpula y disfrutar de Turín bajo nuestros pies, no nos quedó más remedio que volver a la taquilla y pedir la entrada combinada para disfrutar también del museo. Muy recomendable.

Gastronomía

Comida italiana

Si te gusta la comida italiana, en Turín vas a disfrutar como un enano. Prueba unos buenos ñoquis, pasta tradicional (prueba la carbonara auténtica y no vuelvas a cocinar con nata) y las riquísimas pizzas (di no a la piña, al chorizo o al pollo). Pero no te quedes con los clásicos y ¡lánzate a la aventura! Mi recomendación personal es que no te vuelvas de allí sin probar i fiori di zucca, la carne cruda o el vitello tornnato. ¿Qué es esto? Sigue leyendo y prepárate para alucinar…

  • Fiori di zucca: para nosotros flor de calabaza, aunque en realidad es la flor del calabacín. Y sí, se come. Ellos la comen. Lo cierto es que nosotros no estamos nada acostumbrados a comer esta flor, ni siquiera a verla en las fruterías, pero es un gran complemento que, por raro que te parezca, está buenísimo relleno de queso y rebozado. ¡Ñam!
  • Carne cruda: sin trampa ni cartón, escrito igual en italiano que en castellano. No se trata del tan de moda steak tartar sino de carne picada cruda algo aliñada y posiblemente combinada con algún sabor más fuerte como el de las aceitunas o el de la anchoa, algo que por cierto encontré en la mayoría de platos y restaurantes de Turín.
  • Vitello tonnato: un plato 100% piamontés, por tanto deberías probarlo. Se trata de un filete de carne de vacuno, generalmente cortada fina, y acompañada de salsa abundante de huevo, atún y leche, con opción de alcaparras y ¡cómo no! anchoas. Es bastante curioso porque, si te has dado cuenta, la mezcla de la carne y el pescado no es algo que teman los piamonteses.

Si prefieres dejar experimentos a un lado, cualquier restaurante de la zona de Piazza Vittorio ofrece, además de estos tres platos típicos, pasta, pizzas, ñoquis o ensaladas. También te recomiendo que te apuntes a la opción del aperitivo italiano que no se toma a mediodía sino a media tarde. Una zona que te recomiendo explorar y en la que puedes encontrar buenos aperitivos es la Zona Vieja de Turín o el Barrio del Quadrilatero, que viene a ser lo mismo.

Y, si buscas buena pasta italiana a un precio muy competitivo, no dejes de visitar Savurè. ¡Ah! No pidas cuchara para enrollar los spaghetti

 

Rincones

Piazza Vittorio en Turín

Si eres un turista que disfruta empapándose de la ciudad, seguramente este apartado de qué ver en Turín será el que más te guste.

Según vayas caminando por la Piazza de Vittorio con la imponente Gran Madre di Dio a tu espalda, en la acerca de la derecha se abrirá ante ti una placita interior que es algo así como un remanso de paz. ¿Recuerdas cuando los niños de Stranger Things cruzaban al otro mundo? Pues algo parecido. En esta placita encontrarás la terraza de un restaurante donde poder tomar un helado, un café, un té o un cóctel y una tienda entre hippy y cool. Si el calor aprieta, esta plaza interior de Turín pasará a ser, automáticamente, tu lugar favorito del mundo.

Y, de una plaza a otra, porque la Piazza San Carlo también esconde una belleza especial, además de la peculiaridad de contar con dos iglesias gemelas: Chiesa di San Carlo Borromeo y Chiesa di Santa Cristina. Esta zona está llena de vida, gracias a colindar con una de las principales calles comerciales de Turín, Vía Roma y con una de las galerías cubiertas más bonitas, la Galleria San Federico. Patea un poco por esa zona y sus calles y déjate llevar por la música callejera que alegra las tardes de la ciudad. Aprovecha el paseo para comprar algún recuerdo o tomar un clásico y ultra cremoso helado italiano.

Otra preciosa galería cubierta, muy cerquita de la anterior, es la Galleria Subalpina, ¡no dejes de visitarla! Muy cerca se encuentra una de las cafeterías más clásicas de Turín, Caffè Baratti & Milano. Además, alrededor de ella hay otras placitas con multitud de edificios de interés: Palazzo Madama, Museo del Risorgimento o el Palazzo Carignano.

Por último, un sitio no muy famoso ni turístico, pero te gustará si lo tuyo es el rollo underground y eres un amante de la cerveza artesana. En la Piazzale Valdo Fusi encontrarás un único bar, rodeado de skaters a cierta hora de la tarde, en el que ofrecen riquísimas cervezas artesanas. Te recomiendo que te dejes llevar por los camareros y pruebes las más clásicas de la zona. Como curiosidad te diré que ahí se encuentra la sede de la Fashion Design Week de Turín y es posible que coincidas con algún desfile o celebración. Si te ocurre ¡únete! Es divertido, te lo digo por experiencia 😉

 

¡Ah! No esperes llegar a Turín y poder ver la Sábana Santa. Esta solo se muestra de forma puntual y tras una muy larga cola de espera. El resto del año podrás ver una réplica de la misma o visitar el Museo de la Sábana Santa dedicado a la historia de esta reliquia religiosa.

Y hasta aquí nuestro paseo, ya tienes todos los ingredientes para saber qué ver en Turín. Recuerda que si vas a pasar unos días en Italia y buscas hacer alguna parada por el norte, Turín puede ser una buena ciudad a tener en cuenta. Revisa la guía de viaje de Roma antes de ponerte en marcha y comprueba si hay algún transporte que te lleve hasta allí.

Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

Si te suscribes de forma voluntaria a este blog aceptas la política de privacidad de ticketea y recibir información sobre ticketea.com. Si quieres darte de baja puedes enviarnos un mail a info@ticketea.com

Patricia Galán

Marketing Online at ticketea.com
Periodista de Madrid, ecléctica e intuitiva. Seguidora de la Cultura y amante de las personas.
Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies