Top

El Rastro de Madrid: horarios, cómo llegar y qué comprar

Plantastic: los mejores planes de ocio, conciertos y teatro / Turismo  / El Rastro de Madrid: horarios, cómo llegar y qué comprar
El Rastro de Madrid

El Rastro de Madrid es uno de los lugares más castizos de la capital y uno de los más concurridos los domingos por la mañana. Tanto si eres madrileño (de adopción o no) como si la ciudad te pilla de paso, te refrescamos algunos datos como horarios, cómo llegar y qué comprar en El Rastro de Madrid.

¿Sabes de dónde viene su nombre? ¿Conoces su evolución? ¿Quién es el protagonista de la Plaza de Cascorro? Te desvelamos algunas curiosidades de este enclave madrileño para que te conviertas en el guía favorito de tus amigos de fuera.
 

El Rastro de Madrid: horarios, cómo llegar y qué comprar

 

El origen del nombre

 
Origen de El Rastro Madrid

El Rastro de Madrid es uno de los mercados al aire libre más carismáticos de España, y uno de los más visitados por turistas de todo el mundo. El nombre se lo debe a sus orígenes, cuando comerciantes y artesanos se colocaban en la zona de mataderos y al arrastrar las reses sin desollar, dejaban un evidente rastro de sangre.

 

Evolución de El Rastro

 
Rastro de Madrid

En el siglo XVII empezaron a llegar a la zona de El Rastro comerciantes con negocios diversos como las tahonas, materiales para distintos usos, y objetos robados. Estas actividades fueron desterrando al comercio clásico y acercaron al viejo Rastro a una imagen un poco más parecida a lo que tenemos hoy.

Durante el siglo XIX llegaron los puestecillos desmontables, una seña de identidad de este mercado madrileño. Con estos negocios llegan los anticuarios, los negocios de compra y venta, y objetos también reconocibles en la actualidad como las monedas antiguas, la bisutería, o los objetos de valor y decoración.  chamarileros, y compra-venta de diversos objetos como monedas, alhajas, muebles y otros objetos de valor.

El Rastro actual comenzó a establecerse en torno a los años 70 cuando los comerciantes y artesanos se empezaron a ubicar en torno a la mítica Plaza de Cascorro, convirtiendo este punto y toda la Ribera de Curtidores en los enclaves imprescindibles de todo visitante de El Rastro.
 

La estatua de Plaza de Cascorro

 
Plaza de Cascorro

¿Quién ese señor que preside la Plaza Cascorro? El héroe que capitanea El Rastro es el soldado Eloy Gonzalo, quien recibe el homenaje gracias a Alfonso XIII porque realizó actividades heroicas en la pequeña población de Cascorro, en Cuba. Este rincón de El Rastro madrileño es el punto de encuentro clave de muchos ciudadanos que entre todo el gentío que se reúne los domingos usa esta estatua para ubicarse.
 

Rincón para los coleccionistas de cromos

 
Cromos de fútbol

Uno de las actividades más carismáticas de El Rastro es el intercambio de cromos en la Plaza Campillo Nuevo Mundo.  Todos los niños madrileños hemos practicado alguna vez el ritual de “sile””nole” para conseguir los cromos y cartas que le faltaban a nuestras colecciones. Ya seas grande, pequeño o mediano puedes acudir a este punto de El Rastro a encontrarte con decenas de coleccionistas en busca del cromo ausente.
 

El capricho Extremeño y Los Caracoles

 
Los Caracoles Cascorro

Recorrer El Rastro abre el apetito y uno de los lugares más característicos para comer es El Capricho Extremeño, localizado en la calle de Carlos Arniches, 30. Este pequeño local tiene grandes tostas a 2 € y 3,5 € que te podrás tomar en la calle como típico madrileño. Hay siempre varias perosnas degustando en la puerta del negocio alguna de sus tostas, así que no tendrás duda de cuál es.

Si prefieres un plan bajo techo puedes visitar a Amadeo, el legendario dueño de Los Caracoles, donde se sirven estos animalitos con una salsa que atrae a autóctonos y foráneos. Los domingos suele estar lleno de gente, pero puedes hacer la visita cualquier otro día y de paso saludar al héroe de la Plaza de Cascorro, porque está situado justo enfrente.

 

Consejos prácticos

  • Intenta regatear el precio en todos los puestos, en especial los ambulantes que ocupan las calles. Lo normal es que puedas adquirir tu producto por unos euros menos del precio inicial.
  • Controla tus pertenencias y lleva las mochilas o bolsos por delante para evitar que los ladronzuelos del lugar se lleven un recuerdo de tu parte.
  • El horario de El Rastro es de 9h a 15h. Cerca de las 14h puedes encontrar gangas que hayan resistido a las horas punta. Muchos comerciantes no quieren llevarse de vuelta sus objetos y los vende a precios de broma.
  • Par llegar hasta El Rastro puedes ir en metro o cercanías hasta la parada de Embajadores.
  • Si vas con niños evita las horas centrales, estarás más pendiente de no perderles que de los productos que se exponen en El Rastro.

 

Madrileños y visitantes, aquí tenéis algunos datos útiles y curiosos sobre El Rastro de Madrid. ¿De dónde viene su nombre? ¿Dónde puedes cambiar tus cromos repetidos? El próximo día que pasees por la Ribera de Curtidores, por las callecitas aledañas, piensa en la historia que te acabamos de contar, siempre podas quedar como el “cajón de curiosidades” del grupo de amigos. Usa estos datos de El Rastro de Madrid: horarios, cómo llegar y qué comprar y no te pierdas un plan castizo e imprescindible.

También puedes ponerte nostálgico con estos lugares míticos de Madrid que ya no existen o se han transformado, o los lugares de Madrid donde se rodaron películas. La ciudad se descubre de manera especial, aprovéchalo y sé el mejor guía.

Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

Iduna Ruíz

Iduna Ruíz

Periodista, escritora y teatrera. Me pierdo entre libros, una buena película o una canción que pellizque.
Iduna Ruíz
Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies