Top

10 sitios en Madrid dónde pasar la resaca esta primavera

Plantastic: los mejores planes de ocio, conciertos y teatro / Ocio  / 10 sitios en Madrid dónde pasar la resaca esta primavera
Resaca

Seguro que eres de los que pasan los gloriosos días de resaca escondido bajo las sábanas y con una única, y delimitada, ruta de ida y vuelta hacia el baño. Sumergido en esta oscuridad notas como tu tez, cándida, de niño, envejece, se agosta, de golpe. Piensas en lo que diría tu padre, tu pareja, tu catequista, tu dealer, si te tuvieran delante, y empeoras como ser humano en general. Te propongo algo para que el juicio sobre tu persona sea más leve, menos incriminatorio, más sumario: ¡SAL DE CASA y pégate una vueltica por Madrid!

 

10 sitios en Madrid dónde pasar la resaca esta primavera

 

1. Desayuno en casa

 

Desayuno

 

Lo mejor, si tienes intención de salir de casa, es coger fuerzas a partir de un buen desayuno a domicilio. Zumito natural, leche recién ordeñada, y tostadas al punto. Si tu cuerpo te avisa: “¡Eh! Brother, ayer lo echaste todo en el rellano, es hora de que me colmes de lo que sea, que yo decido si se queda dentro o vuelve todo para afuera”. Dale un toque a quien más se acerque a tus expectativas gastronómicas (si las hay) en una mañana de resaca.

 

2. Fuentes de Madrid Río

 

Fuentes Madrid

 

Tu cabeza funciona como una hormigonera en una playa recientemente urbanizable. En ella giran cascos de botella y colillas mojadas mientras un Charizar, nivel: Dios, calienta sus paredes. Sofocos, mareos, vértigos, ¡DOLOR!. Si pudieras arrancártela y lanzarla por la ventana de una patada, empezarías a cortar por la línea de puntos. Pero no puedes. Yo te invito, pues, a frenar (en la medida de lo posible) esta agonía, metiendo tu cabeza, de lleno, en los chorros de agua de Madrid Río.

 

3. Tumbado en los parques de Madrid

 

Tumbado en el parque

 

Has visto a todos esos perros sonriendo yendo a por su pelota, a todos esos adolescentes apostados en los bancos, a todas esas parejas enganchadas por la boca a las que te dan ganas de separar con un palo. Los has visto. Son la plaga de los parques de Madrid. Reivindica tu derecho a que se vayan y te dejen un espacio en el césped para tu relax. Quedarte descalzo, a la sombra, con los ojos cerrados bajo tus gafas de sol, soñando con que ayer te quedaste en casa en vez de darlo todo con el tercer y cuarto chupito.

 

4. Batido de fruta

 

Frutas

 

Mira el reloj, el de pulsera o el del ordenador, y si ya es la hora de jurar que no vas a volver a tomar nunca más alcohol, dirígete hacia el Mercado de los Mostenses. Allí encontrarás una bebida alternativa al alcohol, no tan seguida y relajante, pero si más sana y apropiada para una resaca: el batido de frutas (barato)

 

5. Ejercicio suave

 

Taichi

 

Sé, de buena mano, dónde prefieres estar el día de la resaca de tu vida, también que rezas a las Almas del Purgatorio para tener que moverte lo menos posible. Pero si quieres redimir tus pecados y que el mal trago pase rápido, lo mejor es rebajarlo con un buen paseo o con un trote, leve, que no haga que te desmayes, pero sí que venzas al demonio etílico que llevas dentro.

 

6. Paz y soledad en Casa de Campo

 

Casa de Campo

 

Quizá tu carrera, mucho más laureable que cualquiera paraolímpica, te lleve, si no caes muerto antes, hasta el Shangri-La del sosiego madrileño: Casa de Campo. Allí encontrarás todo lo necesario para alcanzar la paz interior: un lago junto al que meditar, un fresquito que disuelva de nuevo la saliva en tu pastoso paladar, y follaje bajo el que ocultarte. “Follaje” del campo semántico de los árboles, no de las profesionales del sexo, también comunes en la zona.

 

7. Apple Store

 

Manzana

 

Si en casa, los aciagos días de resaca, a lo que te dedicas es a ser uno con la consola, prueba a pasarte por la Apple Store que hay en Sol. Aquellos inconscientes dejan su tecnología al servicio del que se arrime. Eso sí, disimula, pon cara, al menos, de pretender comprar los aparatejos cuando pase el dependiente. Son gente amable. Con un “Solo estoy mirando” bastará.

 

8. Fnac

 

Cómic

 

Si eres un punk-ludita como yo y prefieres un buen cómic, ve hasta la Fnac. Su colección de tebeos es bastante grande y acertada. Pilla lo último de Lobezno o de Mafalda y encuentra la mejor esquina para apoyarte y pasar la tarde.

 

9. Comida china

 

Comida china

 

Hay una gran controversia entre lo que necesita tu cuerpo o no, cuando te está matando la resaca. Yo personalmente recomiendo la más guarra y atasca arterias con la que babees. Hidratos de carbono con una salsa tan densa y adiposa que te sirva, la restante, para alicatar el baño en la reforma.  Si el día de resaca es para arrepentirte de todo lo que has bebido, el día siguiente al día de la resaca es para arrepentirte de todo lo que has comido. Ve a un chino, ¿el mejor? ¿para mí? El de los subterráneos de Plaza España. Agradecidos y orientales.

 

10. Sigue la fiesta

 

Metro Latina

 

Citando al rey de la destrucción, Lemmy Kilmister, que en su gloria lo tenga Satán: “las resacas son para los que dejan de beber”. Sigue al amanecer hasta La Latina, paraíso de los que abandonan la idea de ir a misa los domingos y se unen a los raveros que vienen del polígono de empalme. Allí, amigo, nos encontraremos.

Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

Dimas Pardo

Dimas Pardo

Literato ineditable, poetastro superground y campeón mundial de espantar palomas en el parque.
Dimas Pardo

Latest posts by Dimas Pardo (see all)

Sin comentarios

Deja tu comentario

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies