Top

Sound Isidro: sobrevive o revienta. Parte 3.

Plantastic: los mejores planes de ocio, conciertos y teatro / Concursos y sorteos  / Sound Isidro: sobrevive o revienta. Parte 3.

Y el #SuperSoundMe continuaba. Si las cuentas no me fallan, encaraba el sábado con la friolera de once días seguidos de conciertazos a mis espaldas, ¡ahí es ná! así que decidí que me iba a pasar el 90% del día rascándome la sobaca de la cama al sofá y del sofá a la cama y de la cama al sofá y el 10% restante sería un darlo todo con Novedades Carminha, ¡¡GANAAAAAZAAAS!!

La vida bohemia, la vida mejor

La vida bohemia, la vida mejor

Os recuerdo que yo me había juntado con otras cuatro entradas para este concierto que buenamente repartí entre los míos así que, quedamos directamente en la puerta de la Penélope a una hora y nos presentamos a otra y mientras esperábamos al resto de colegas nos hicimos el previo en un mítico grasa bar de la zona.

Ya en la puerta, Javi y la chica maja, maja del Sound Isidro nos reciben; la sala es amplia, con sus dos señoras barras y el escenario es de esos que están bien altos, lo voy a ver qué lo flipas. Está tocando Peluquería Canina, qué bien está gente, ¿no?

De pronto me he visto un viernes cualquiera de hace años en el Nueva Visión y se me ha antojado un calimotxo, me percato de que la gente va con vasos de mini y creo que tengo súper poderes y que los minis son gracias a mi. Me imagino un billete de 50€ tirado en el suelo pero no pasa nada. Mi colega El Chino me arrebata de golpe los súper poderes: en la barra de la entrada venden minis, lo mismo es por la verbena.

Con bien de minis y cierto aire colegial encontramos nuestro sitio en el centro de la pista. El cantante de Peluquería Canina es un tirillas que en el escenario parte la pana y no para de moverse. Canta cabreado y rabioso. En ese momento no puedo imaginarme que en un par de horas acabaré viéndole engullir un burrito de casi dos kilates en el bar de en frente. Son las cosas de la vida. La noche está que arde y ya no brilla el sol así que con las mismas, los Peluquería recogen sus bultos y se las piran.

 Peluquería Canina, terminando.

Peluquería Canina, terminando.

Soy consciente de que comienza el 10% del día para el que he estado reservándome en cuanto suena el primer acorde, ah qué vicio tienes, calamidad!

Mucha picaresca en el escenario, el rollito guasón de Novedades Carminha que ya se sabe. En las primeras filas los pogos de rigor y entre tema y tema lingotazo a quemarropa de whisky, me presta que sea Dyc, ¿qué no? Jarri y Carlangas son unos abusones, Xavi en cambio tiene un beber más deescret. El garito se ha llenado de chavalas bien majas, somos mayoría y lo tengo claro. Será que nos ponen los estribillos mordaces y el gamberreo, las chicas malas molan más, si me acabo el mini que tengo entre manos me creo capaz de convencer a unas quince o así para que formemos una banda y nos demos a la malincuencia organizada.

Saca el whiskycheli para el personal

Saca el whiskycheli para el personal.

Carlangas nos menta al santo y de pronto todos nos volvemos súper beatos y estallamos enfervorecidos, antigua pero moderna, oh, oh… unos cuantos lingotazos más de whisky, que te subo y que te bajo las luces, que te meto unos bises  por aquí y unas mofas por allá y c’est fini.  ¿En serio? Me quedo con ganazas de destrozar algo, me resigno y me conformo con llenar la panza en el bar de en frente, ojalá ensalada de hostias para cenar.

Es domingo pre-elecctoral y el optimismo se respira en el ambiente, el buen tiempo juega un papel importante en esto. Yo no renuncio a mis sanas rutinas, pollo Casa Adela aunque sea tirada en el parque para aprovechar el solecito, no vaya a ser que no vuelva a salir nunca jamás. Reconozcámoslo, a todos se nos pasa por la cabeza.

Al caer la tarde y con la carita bien socarrat, tiro para el Copérnico destilando un intenso olor a vinagre. Tripulante y Crucero, unos teloneros un rato bien, apuran sus últimos minutos en el escenario; es hora de TULSA. Miren Iza tiene una voz preciosa y eso hay que reconocerlo. Yo prefiero y consigo pasar por alto las letras de sus temas y me dejo seducir por los colores cálidos y rasgados de su voz de tarde de otoño lluvioso, chimenea, café caliente, porras grasientas y resecas que te quedan del desayuno y que al mojarlas absorben hasta la última gota del café caliente y se te queda cara de idiota cuando al primer mordisco, todo ese café se sale por el otro lado de la porra y tal.

Si me lo propongo puedo haceros bailar, incluso.

Si me lo propongo puedo haceros bailar, incluso.

Pero lo cierto es que estamos en el Copérnico, garito al que sólo he venido después de alguna fiesta del curro y podría jurar no haber estado aquí antes en mi vida si alguien me pregunta, y que la gente está con todo el flower power subido escuchando lo último de Tulsa, pienso que los artífices de esta atmósfera triposa han sido Tripulante y Crucero, unos teloneros un rato bien.

Tulsa suena a grupo de mundo y no sabría explicaros exactamente qué quiero decir con esto lo cierto es que ya hace casi una hora que Miren lo está dando todo acompañada de una nueva banda, cada día menos nueva y más banda, y que es justo en este preciso momento cuando ha elegido hacernos bailar con GENTE COMÚN.  Esta me mola, se lo reconozco y lo agradezco. Me miro los pies, me descubro el juanete rojo como un tejo, toca retirada, the end. De vuelta a casa tiro de libreta, se me queda el cuerpo raro cuando caigo en la cuenta de que el próximo concierto no será hasta dentro de una semana.

Con cierta morriña y nostalgia porque algún día estuve de moda, consigo superar casi una semana de la más absoluta abstinencia conciertil. Me han metido el vicio en el cuerpo, estoy perdida. Necesito una de Punsetes con su refrigerio correspondiente como el comer así que, estoy nerviosa casi todo el sábado pero bebo mucho café todo el rato para echarle la culpa a algo hasta que dan las 20h y pico y salgo de casa. Agradezco el paseo de 20 minutos que tengo por delante y llego muy feliz a la sala Barceló. Aquí sí que tengo claro que nunca he estado. Javi el de Sound Isidro está en las escaleras, le gusta recibirme ¡ya está aquí Laura! y mi nostalgia duele un poquito menos.

Los rituales que ya os van sonando, las invitaciones, el pedir en la barra, el tantear el terreno y terminar pegadita al escenario, en el mejor sitio posible de la sala. Los Punsetes ya han empezado y con ellos el juego de distorsiones, la entrega de la pista, el rollo raro e impertérrito de la cantanta y el que todo el mundo corea sus canciones. A mi lado una parejita recién salida de CEU. Él se desgañita y no confunde ni una palabra, ha memorizado hasta los puntos y las comas de cada una de las letras y escenifica cada estribillo de la misma manera que interpretaba las obras de teatro en 3º de EGB.  Ella en cambio, sibilina o sutil según se mire, sólo se ha levantado del sofacito del reservado cuando le ha tocado el turno a “que le den por culo a tus amigos”.

sound-isidro-punsetes

Hola, no vengo del futuro soy la cantanta de Los Punsetes.

Estoy muy metida en toda esta atmósfera que crean Los Punsetes, en eso son especialistas y me esmero en espiar a la cantanta casi con lupa, me juego una copa conmigo misma a que es capaz de aguantar lo que queda de concierto sin parpadear ni un sola vez. En realidad, creo que no se mueve para mantener bien firme la voz y pese a ello, el grupo es uno en el escenario con su velada complicidad. En la pista hay dos o tres tías a hombros de escualidos y estoicos colegas. Ojalá alguna enseñe las tetas, entonces fijísimo que la cantanta reacciona, pero las tetas nunca llegan y la cantanta se esfuma del escenario y vuelve vestida impecable para rezar el Angelus de media tarde. Cuando termine el concierto debe volver a cosechar sus tierras, allá en la soleada California.

La espera de los bises se me hace un poco larga pero merece la pena, la sala revienta con los últimos coletazos del concierto que vienen plagados de temazos míticos. Se hace el silencio de golpe, aplaudimos, reímos, comentamos ¿y ella? La cantanta sacude la cabeza, aprueba su actuación, la sombra de una medio sonrisa se dibuja en su cara y parpadea.

Y hasta aquí llega la tercera crónica, con orden y concierto me retiro hasta la siguiente, colegas.

 

Odias quedarte en casa... ¡y lo sabes!
¡Recibe PLANAZOS en tu correo electrónico!

Marca que tipo de planes te gustaría recibir:*

ticketea.com

ticketea.com

Equipo at ticketea.com
En ticketea.com queremos hacerte la vida más fáciltanto si quieres ir a un evento como si te dedicas a organizarlos :)
ticketea.com

Latest posts by ticketea.com (see all)

Sin comentarios

Lo sentimos , los comentarios están cerrados en este momento .

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para realizar análisis de uso y de medición de nuestra web para mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información en nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies